Ulises - Nota Cronológica
show
1962
Nazco en Zaragoza, el 7 de octubre. De pequeño vivo en una ‘torre’, una granja en las afueras de la ciudad.
showshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshowshow
1975
Dejamos la torre familiar para ir a vivir a la ciudad. Cambio unos amigos por otros, un paisaje rural por otro urbano, pero la naturaleza siempre ha ido conmigo.
1979
Me emociono con las canciones de Victor Jara o Lluis Llach, con la lectura de los Cantos de Maldoror, o los libros de Jack London. Integrante de una generación ‘pasota’, recorro los bares bohemios de la ciudad y fumo algunos ‘porros’. No muchos, el tabaco nunca me ha gustado.
1980
Termino el bachillerato en el Instituto Goya. Sólo para chicos (buenos). Las chicas (buenas) iban a otro instituto. Corrí delante de la policía en varias manifestaciones —eran tiempos revueltos en el mundo estudiantil—, y entre una y otra manifestación me enamoré por primera vez en mi vida.
1982
Hago mi primer viaje al extranjero, a Leck (norte de Alemania). Participo en un encuentro de jóvenes europeos.
Otros viajes a Alemania: 1984 (Waldshut-Tiengen, otro encuentro de jóvenes), 1986 (Bremen, dos meses en el Goethe Institut, nivel MittelStuffe II), 1990 (Konstanz, otro curso de alemán), 1993 (Bremen, tres meses para tratar de comprender el alma germana, un fracaso).
1985
Me licencio en Matemáticas (Universidad de Zaragoza). Me considero afortunado, las matemáticas se me dan bien. Aprendo algo, pero comprender, no comprendí mucho. Siempre eché en falta alguien que me explicara para qué servían las matemáticas que estudiábamos, alguien que fuera capaz de transmitirme una imagen global de los problemas, y de qué manera todo eso se conectaba con la realidad que vivimos. Nada.
1986
Obtengo una plaza de profesor ayudante en la Universidad de Zaragoza, donde trabajaría en los próximos 8 años.
Aprendo a programar (Pascal) con un MacPlus de 512 K de RAM. Me gustaría pasarme al software libre (Linux), pero me cuesta desapegarme del Mac.
1988
Mi último viaje en Interrail. Recorro Italia, Austria, la ex-Yugoslavia, Grecia y llego a Estambul.
1990
Creo que nunca me he enamorado tanto, aunque no tengo nada claro que fuera lo mejor.
1992
Paso los meses de verano en San Petersburgo (Rusia), aprendo a hablar ruso con cierto nivel. Visito lugares como Pskov, Novgorod, Pushkinski Gori o Murmansk, por encima del Círculo Polar Ártico, en un viaje en tren de varios días. Hay algo trágico en el alma rusa con lo que me resulta fácil identificarme, una melancolía presente en los días y en los paisajes. Bonita para días de lluvia, espero no verme más atrapado por ella.
Volvería a Rusia en 1994, con paradas en Estocolmo y Tallín (Estonia).
1993
Surge Vagabundos, un panfleto de poesía y arte, que creo con unos amigos. Damos recitales en diferentes lugares de Zaragoza. Hacemos un programa de radio.
1994
Dejo la Universidad de Zaragoza, donde llevaba trabajando desde 1986, la mayor parte del tiempo en las escuelas de ingenieros. Aparte de conocer a muy buenas personas, todo este tiempo me sirve para aprender por fin matemáticas y comprenderlas un poco mejor.
Durante varios años había sido además un miembro activo del SIUZ, Seminario Interdisciplinar de la Universidad de Zaragoza. Además de participar en ciclos de conferencias y organizar eventos, colaboré en un libro colectivo: Azar, Caos y Determinismo, publicado por Prensas Universitarias (www.unizar.es/acaras/episte.htm). También había hecho un intento de tesis, dentro del campo de los Sistemas Dinámicos. No pudo ser.
En agosto aterrizaba en París.
1997
París, una despedida, un volveré pronto que nunca ocurriría. Vuelvo a España, con un nuevo título bajo el brazo: una ‘licence’ en Filosofía (tres años), esta vez en la Universidad de Paris I – Sorbona. Aprendo realmente filosofía, a base de lectura y esfuerzo. Mi autor favorito: Deleuze – un adelantado a su tiempo. Su filosofía está todavía por descubrir. Mi barrio: la place de la Réunion, en el distrito XX, junto al cementerio de Père Lachaise y cerca de La Flèche d`Or. Todavía quedaba mucho encanto de lo que había sido París, una ciudad más humana.
En octubre me instalo en Sevilla. Me entusiasma la idea de vivir en el Sur.
1999
Tras dos años de vivir en Sevilla, de trabajar en la Universidad de Huelva, otra vez como profesor de matemáticas, de recorrer el Sur y sentir la calidez de la gente cada día, decido volver al Norte y empezar a vivir de otra manera. Me mudo a Artosilla (Huesca), un pequeño núcleo del Prepirineo aragonés, antaño abandonado y ahora en reconstrucción.
En el verano organizamos en Artosilla el II Encuentro de la Red Ibérica de Ecoaldeas, RIE (www.ecoaldeas.org). Durante años he trabajado activamente para difundir el concepto de ecoaldea y he coordinado la red. Desde entonces he asistido, con apenas excepciones a todos los encuentros de la red ibérica y europea de ecoaldeas, GEN (Global Ecovillage Network, www.gen-europe.org).
2000
Cruzo ‘el charco’ por primera vez. Por dos meses Chile, Argentina y Uruguay son mi destino. Participo en el Primer Congreso de Permacultura de Latinoamerica. Son mis primeros pasos hacia una forma de vida más sostenible.
En mayo comienzo la construcción de lo que después será mi casa.
2001
Visito Findhorn por primera vez, para hacer un curso que se titula Ecovillage Training, EVT. Dura un mes. Suficiente para comprender que Findhorn es un modelo a seguir. Decido volver en 2002 y pasar 3 meses como voluntario. Leo ‘Sitting in the fire’, de Arnold Mindell y conozco su Trabajo de Procesos. Me entusiasma tanto que más tarde traduzco su libro Sentados en el fuego, publicado por Icaria (www.icarialibreria.com/product_info.php/products_id/740)
2002
Necesito dinero para financiar mi casa. Así que me presento a oposiciones de instituto. Sin estudiar, claro. ¡Vaya método para decidir quién ha de ser profesor! Como interino trabajo un año en Sariñena y otro en Ainsa, ambos pueblos de Aragón.
Antes del verano voy a Grecia, a participar en un Worldwork (www.worldwork.org), un encuentro internacional de ‘trabajadores de procesos’, personas que siguen la línea de Arnold Mindell. Más tarde participaría en otros dos Worldwork: en Sidney (2006) y en Londrés (2008).
2003
Termino un postgrado sobre Resolución de Conflictos, en la Universitat Oberta de Catalunya, UOC. Seguía a otro curso que había hecho antes sobre Mediación.
Como respuesta a mis inquietudes ambientales, junto con unos amigos creamos la Asociación Selba Vida Sostenible (www.selba.org), con el fin de difundir formas de vida sostenible, preferentemente en el mundo rural.
También empieza mi colaboración con la revista EcoHabitar (www.ecohabitar.org), donde todavía hoy escribo una columna sobre facilitación y grupos.
2004
Los Angeles. Dos mundos, dos vidas. Mi trabajo de maestro en la Jefferson High School me muestra la cara más desagradable de los Estados Unidos. Mi vida en Los Angeles Ecovillage, en un ambiente de cuidado y tolerancia me muestra muchas cosas por las que apreciar este país.
2005
Tras un año en Los Angeles, trabajando en una escuela difícil, exploto. Conozco la ansiedad y los ataques de pánico. Empiezo a practicar seriamente la meditación, al menos una hora cada día. Antes había visitado México y Cuba. Y Vancouver Island, en Canadá.
A principios de años visito Portland (Oregon) y entrevisto a Arnold Mindell (http://www.aamindell.net/introduccion-al-trabajo.htm)
2006
Dejo Estados Unidos, no sin antes dar la vuelta al mundo: Barcelona, Nueva York, Los Angeles, Islas Fidji, Sidney, Kuala Lampur, Barcelona. ¡Qué locura! Me instalo en Artosilla ¡Qué locura! Aprovecho mis conocimientos de facilitación, aprendidos en Estados Unidos, para armar un curso completo sobre facilitación de grupos, y empezar a difundir la facilitación en España. Hago de ello mi profesión.
2007
Primeros graduados de mi curso completo de Facilitación de Grupos. Es el embrión del primer instituto de facilitación que se crea en España: el IIFAC-E. Este curso se repetirá en los dos años siguientes con considerable éxito.
2008
Una visita a Islandia en septiembre me sirve para conocer Gaia Education, una ONG que surge del movimiento de ecoaldeas y que tiene como finalidad ‘educar para la sostenibilidad’. Les había propuesto un año antes hacer un programa conjunto con la Universitat Oberta de Catalunya, UOC (www.uoc.edu). Nace así el curso GEDS: Gaia Education Diseño para la Sostenibilidad, del que soy coordinador.
2009
Taldea surge, tras dos años de gestación, como comunidad de vida y aprendizaje. Mientras duró fue también mi familia más cercana. Como experimento de vida en comunidad fue breve, pero intenso, con muchos aprendizajes y cosas para mejorar… ¡en la siguiente comunidad!
Aparece publicado, por fin, mi libro Camino se hace al andar. Del individuo moderno a la comunidad sostenible, gracias a
Editorial Nous.
2010
En octubre disolvemos Taldea, tras realizar un bonito mes de experiencia y aprendizaje, al que acuden varias personas. Para entonces, Nuria, quien había llegado a Artosilla atraída por el proyecto comunitario, y yo llevamos un poco más de un año de relación. ¡Qué bonito es el amor!
En noviembre, Nuria y yo viajamos a México, al Llámado del Águila, X Consejo de Visiones de Guardianes de la Tierra. Un gran encuentro, con más de 300 participantes, muchos de ellos consagrados activistas del movimiento ecoaldeano y por la sostenibilidad.
show
2011
Por razones personales, Nur y yo nos afincamos provisionalmente en Barcelona. Todo un proceso de descubrimiento y de poner una casa en marcha.
show
2012
En Enero Nuria y yo viajamos a Colombia (mi segundo viaje), para participar en el Llamado de la Montaña, primer Encuentro Iberoamericano de Ecoaldeas. De ahí surge la posibilidad de organizar sendos cursos EDE en Chile y Colombia al año siguiente, y crear Educación Gaia, una plataforma para la difusión de las actividades de Gaia Education en el mundo de habla hispana.
show
2013
Empiezo a gestar un nuevo proyecto, relacionado con los grupos, la facilitación y la sostenibilidad – El Camino del Élder.
Nueva visita a América del Sur, esta vez por 3 meses. Viajamos a Chile, con un curso EDE en El Manzano, y visita al Pucón, y después de nuevo a Colombia, con un curso EDE en tres sedes que recorren varias ecoaldeas colombianas.