La ley de la potencia

En física se define la Potencia de un sistema a partir de la ecuación P = T/t, donde T representa el Trabajo realizado por el sistema y t el Tiempo que ha durado la acción. Otra forma de poner la ecuación es T = Pt, que viene a decir que el trabajo realizado por un sistema es igual a la potencia del sistema por el tiempo de su acción. Un ejemplo ayudará a comprender mejor el significado de esta fórmula. Consideremos un sistema formado por un depósito de agua situado a cierta altura, un tubo o canal por el que desciende el agua y una noria (ajustada a la cantidad de agua disponible) que gira al chocar el agua con sus aspas. Si aplicamos a este sistema la formula anterior, tenemos que el trabajo o energía producida cuando se libera el agua del depósito y choca con la noria es igual a la potencia del sistema multiplicada por el tiempo que está en funcionamiento. Por su parte, la potencia del sistema depende básicamente de dos factores: la diferencia de altura entre el depósito y la noria, y el caudal de agua que puede llevar el canal. Detrás de ambos factores está, en este caso, la fuerza de la gravedad, la responsable última de que el agua descienda con un determinado impulso, momento o energía, y sea capaz de realizar un trabajo (mover las aspas de la noria).

Podemos utilizar la misma fórmula para explorar el concepto de poder como potencia en sistemas humanos. No será una ley científica, pero sirve como recurso heurístico. Supongamos en este caso un grupo de personas que se unen para llevar a cabo un proyecto. La fórmula anterior, T = Pt, nos dice que el trabajo que necesitan realizar para completar su proyecto depende de su potencia como grupo y del tiempo disponible. Para un mismo trabajo, a mayor potencia menos tiempo de realización, si la potencia es pequeña entonces necesitarán mucho tiempo para terminarlo, o tal vez no lo terminen nunca. Hasta aquí parece algo evidente. Las cosas se hacen más interesantes, sin embargo, cuando nos preguntamos de qué depende la potencia de un grupo humano, cuáles son las fuentes de su poder para hacer algo. En el ejemplo del agua y la noria hemos visto que dependía de la diferencia de altura y del caudal, en última instancia de la fuerza de la gravedad, causa última del impulso del agua y de su capacidad para mover las aspas de la noria. Y en el caso de un sistema humano, ¿qué factores podrían ser determinantes a la hora de establecer su potencia? ¿De qué depende su capacidad para llevar a cabo su proyecto? (...)

(Descargar pdf con el texto completo)
blog comments powered by Disqus